Pequeño retraso, pero…

… mañana comenzamos comentando acerca de ese adorable farsante llamado Borat.

No tardamos.

Advertisements

A partir del miércoles…

…. ¡Ahora sí! comenzamos a publicar notas diario.  Así pues, en caso que haya por ahí alguna persona que haya reparado en este blog y se haya estacionado para leer algo de lo aquí escrito tenga la seguridad que haremos de este espacio un lugar donde se podrá consultar información constante.
Saludos y volvemos.

Cómo lucir bien desnuda… y ganar autoestima

Fuente: img.metro.co.uk

Fuente: img.metro.co.uk

El tema del sobrepeso en la actualidad se ha convertido en una situación que ha afectado no sólo a las personas que lo padecen sino incluso a los gobiernos de distintos países que han puesto atención en ello debido a los recursos que las instituciones de salud deben invertir para atender a los pacientes. El sobrepeso está en la agenda pública.

Esta situación no le es ajena a los medios de comunicación quienes han abierto toda clase de espacios de entretenimiento con objeto de hacer visible la situación.

En el caso de la televisión comenzaremos destacando el formato del reality show, que contrario a lo que se supuso en un comienzo, en lugar de desaparecer yace en constante expansión y donde distintos programas han atacado el nicho de mercado que les representa abordar esta situación, sin embargo, en varios casos de los casos la tendencia pareciera ir en el sentido de ridiculizar a los personajes participantes.

Éste no es el caso de How to look good naked, programa que transmite el canal BBC Entertainment y que en su tercera temporada afianza su enfoque en el que se dignifica a las personas que con el pasar del tiempo han disminuido la confianza en sí mismas a partir de su físico. Así pues, todo un plan es diseñado por el conductor Gok Wan en cada emisión donde se aportan distintos consejos de actitud y belleza para generar cambios útiles.

Después de todo el reality show no es tan banal como pareciera.

Fuente: thestar.blogs

Fuente: thestar.blogs

La crisis de identidad del Canal 11

Fuente: cinemexicano.mty

Fuente: cinemexicano.mty

Seamos honestos, pocos vemos el Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional con la frecuencia que sí lo hacemos con otros canales de televisión (algo hasta cierto punto razonable cuando lo que se quiere es entrretenimiento inmediato), motivo por el cual la señal es un espacio sujeto al criterio de quien fije su atención y tenga el poder de tomar decisiones respecto a lo que debe suceder con su accionar.

Es así que dentro de la reciente administración de Fernando Sariñana, el nuevo director que entró en funciones a partir de enero pasado, se han registrado una serie de cambios con objeto de ‘renovar’ su imagen y obtener recursos económicos. Sin embargo, la simpleza con se han hecho las cosas acercando la imagen del canal a la estética ‘moderna’ de MTV es lo que hace suponer que en esta ocasión el canal no ganará los premios en reconocimiento a su diseño e imagen que había recibido en ocasiones anteriores por el Festival Promax/BDA (organización mundial de profesionales del marketing y el diseño en medios electrónicos que representa a más de 4 mil 200 compañías y miembros individuales en más de 70 países), y menos de la UNESCO que en los años 2002 y 2005 se llevó reconocimiento a la mejor televisora del mundo.

Se ve difícil que eso ocurra en esta ocasión, y menos durante esta administración donde de no haber sido por la determinación de dterminados núcleos de televidentes y los conductores de los imprescindibles programas Primer Plano y la emisión de Cristina Pacheco, la situación sería peor.

Es cierto que hay aspectos a resaltar como el caso de varias de las series nocturnas que han sido incluidas en la programación, sin embargo, parece ser que las prioridades del actual director, quien a su vez ha dirigido películas como Todo el poder, El segundo aire, Amar te Duele y Ciudades oscuras, se encuentran en otro lado que no tiene que ver con la credibilidad del canal.

Habrá que seguir analizando, éste es sólo un primer acercamiento.

Fuente: gaudelli.com

Fuente: gaudelli.com